El interrogatorio del Tío Mamo: Cristóbal Bellolio

Bienamados sobrines, pensando en las próximas elecciones a constituyente (y en un arranque de originalidad) es que se me ocurrió comenzar un ciclo de entrevistas a candidatos a dicho escaño. El primer interrogado es Cristóbal Bellolio, más conocido como “El Bellolio bueno”.

En un inicio esta entrevista iba a tener lugar en el regio despacho que tiene Cristóbal en la Universidad Adolfo Ibáñez, pero a medio camino me apuné.

Estimado Cristóbal: Primero que todo agradecer tu disposición y tu tiempo para con este espacio. Siempre es bueno para mis sobrines-lectores —gente cuasi analfabeta— leer a verdaderos intelectuales de la política, gente con la que se pueda hablar con altura de miras sobre temas sesudos que se alejan de la chimuchina típica de los programas de tv. Cristóbal: ¿Es Venezuela una dictadura?

R: Jajaja, una pregunta original para partir. Creo que Venezuela dejó de ser una democracia hace rato, si por democracia entendemos algo más que llegar al poder por las urnas. Yo creo que una democracia protege la libertad de expresión y de disidencia política, asegura espacio a los opositores, organiza elecciones limpias, el gobierno respeta los resultados cuando son adversos, etcétera. Las democracias contemporáneas ya no mueren con bombardeos a la antigua como a ti te gusta, sino a través de una sistemática erosión de instituciones que están al servicio de todos y no solo de quienes detentan temporalmente el poder. 

Cristóbal: Como una forma de sincerar los números de tu campaña electoral ¿Qué porcentaje de los aportes recibidos en tu cuenta rut serán destinados a pagar esta entrevista?

R: Eso lo podemos conversar después. Por ahora me interesa destacar que somos la campaña que más aportes menores a 50 mil pesos ha recibido a nivel nacional, y la tercera con más aportes de personas naturales en general. Hay pocos peces gordos, pero mucha gente común y corriente que suscribe nuestra visión constitucional, tanto en el fondo como en la forma. Eso nos tiene muy contentos. Así ganó Obama en 2008; espero sea un presagio. 

¿Que tan cierto es que te dejas la barba y el pelo largo para no irte al lado oscuro de la fuerza y terminar —por ejemplo— en la vocería de algún gobierno en estado terminal?

R: En Star Wars queda muy claro cuál es el lado oscuro de la fuerza, porque se reconoce como tal. En la política chilena, diría que todo depende del punto de vista con que se mire. Para la derecha dura, es evidente que yo soy el Bellolio Sith. Para el mundo más progresista, probablemente sea ligeramente al revés. En cualquier caso, hasta los Sith podrían contar un relato de por qué son la mejor opción para gobernar la galaxia: orden, seguridad, progreso tecnológico. No digo que las comparta, pero ya no estamos en edad de maniqueísmos baratos.

¿Cuanto te ha afectado la pandemia? ¿Extrañas —por ejemplo— ir al Lolapalooza con tus amigos?

R: Nunca he ido a un Lolapalooza, la verdad. Lo más cercano a ese estilo que he ido fue un Primavera Fauna donde tocó Pulp, Bomba Stereo y Jorge González, y fui porque me invitaron. Mi último concierto fue Iron Maiden en el Movistar Arena, días antes del estallido social. Me pierdo un poco con el cartel de los conciertos para adolescentes. Tengo que aceptar que en materia musical tengo ciertos resabios conservadores, aunque le tengo respeto al reggaeton. El último disco que me regalaron es el álbum debut de Bad Bunny.

¿Has considerado dentro de tus propuestas como Constituyente incluir la meditación como un derecho consagrado?

R: Respeto todas las formas de espiritualidad que no infrinjan derechos de terceros. Por lo mismo no singularizaría ninguna. Cada persona y comunidad decide cómo contesta las últimas preguntas de la humanidad y el cosmos.

¿Cómo fue pasar del catolicismo al ateísmo y de ahí a convertirte en el “Yo Soy” de Osho?

R: El viaje del catolicismo al ateísmo fue el tránsito de un joven intelectualmente inquieto, muy parecido al de muchos en Chile y en mi entorno cultural. Creo que fue honesto, sin rabia, aunque reconozco que mi ateísmo alcanzó ribetes militantes. Hoy sigo siendo ateo, pero tengo muchas más ganas de establecer un diálogo interreligioso que me permita seguir reflexionando y aprendiendo. Lo peor es quedarse pegado. 

¿Qué tan compatible es la meditación con el liberalismo?

R: Enteramente compatible. No veo donde podría estar la tensión. Más todavía, siendo la meditación un proceso de reflexión y trance individual, me parece bastante alineado con la idea religiosa del protestantismo liberal, donde la fe es personal.

Cuando acabe esta pandemia, con quién irás a carretear primero ¿Alberto Mayol o Axel Kaiser?

R: Me llevo bien con ambos y me he tomado unas copas con ambos. Las ventajas del amarillismo.

Por último, quisiera darte la oportunidad para que te dirijas a tus votantes del distrito 11, y contarles porqué deben votar por ti, siendo que tienen excelentes alternativas como Marcela Cubillos, Clemente Pérez o Mariana Aylwin.

R: Tienen excelentes alternativas en general. En mi lista además está Paola Berlin, Cote Cumplido, Elisa Walker, Sara Larraín, Pato Fernández y Juan Enrique Pi. Le tengo especial cariño a mi amigo Hernán Larraín Matte, que corre por la derecha. También valoro a Tomás Recart. A la gente del FA la conozco menos en este distrito. Creo que hay para todos los gustos. Por mí deberían votar quienes quieran un perfil nuevo e independiente (nunca he militado en partidos ni he ejercido cargos políticos), que tenga preparación y dedos para el piano (soy profesor universitario de teoría política y mi pega es pensar las mejores formas de vivir en común), que tenga ideas liberales en general (que defienda las libertades personales en un marco de igualdad de oportunidades, promoción de capacidades y respeto mutuo) y que pueda servir como puente para construir acuerdos en la Convención, con apertura y destreza. 

Muchas gracias por tu tiempo joven Cristóbal. La verdad es que tenía toda la intención de regalarte un libro de Max Weber, pero se me echó a perder la fotocopiadora, así que te traje unos tatuajes temporales que venían en unos loly pop que me encontré en el paletó.

R: Te los acepto. Ojalá que además sean polémicos y den lugar a segundas lecturas de los suspicaces de siempre.

El decreto que firmó Piñera para salvar a Enjoy S.A.

En el artículo que publiqué el jueves pasado, aquí, di a conocer los intereses que vinculan la administración de la fortuna del Presidente Piñera con la administración de la mayor operadora de casinos de Chile, Enjoy S.A., propiedad de la familia Martínez de Viña del Mar. En esta entrega, comparto las acciones que ha tomado el Ejecutivo para mantener a flote a una empresa que ya tenía problemas graves cuando se adjudicó 5 concesiones en 2018. Una de ellas, la firmó Piñera de su puño y letra hace poco más de un mes: el decreto 77.

Por Alejandra Matus

El 28 de enero, estaba todo listo en la Superintendencia de Casinos para ejecutar las boletas de garantía que respaldaban las promesas incumplidas de Enjoy S.A. a la Municipalidad de Viña del Mar. Los plazos se habían agotado y no había manera de que la empresa de la familia Martínez inaugurara las obras comprometidas para junio de este año, ni que pudiera solventar la generosa oferta económica que hizo para ganar la competencia por la administración de esa casa de juegos, en 2018. Pero en el minuto cero sonó la campana y Enjoy se salvó. El Presidente Sebastián Piñera firmó el decreto 77, que extendió los plazos para iniciar el funcionamiento de los 4 casinos que se adjudicó Enjoy en 2018.

A la firma del decreto, las acciones de la empresa que estaban por los suelos, se pegaron un optimista salto: desde los miserables 6 pesos en que estaban a más de 13 pesos la acción.

El decreto presidencial no menciona a Enjoy, pero es la única empresa beneficiada en ese texto.

Argumenta que en 2010, tras el terremoto de febrero, fue necesario ser considerados con la industria de los juegos de azar y otorgar plazos de gracia para el cumplimiento de sus obligaciones. Ahora, señala, por causa de la Pandemia, el país se encuentra en Estado de Catástrofe desde marzo de 2019 y eso ha alterado el funcionamiento de las sociedades que obtuvieron concesiones para explotar los casinos de Viña del Mar, Coquimbo, Pucón y Puerto Natales. Tales sociedades tienen RUTs diferentes, pero en todas el principal propietario es Enjoy Gestión, que a su vez pertenece a Enjoy S.A.

El texto completo de dicho decreto está al final de este artículo. La Contraloría le dio el visto bueno el 9 de febrero de este año, pero con un avisito:“La posibilidad de extensión de prórroga (…) es de carácter excepcional y solo tiene lugar por razones fundadas en las extraordinarias circunstancias sanitarias en las que se encuentra el país como consecuencia del brote del COVID”.

Curiosamente, la empresa beneficiada con el decreto cursó la solicitud de prórroga antes de que la Contraloría le diera el visto bueno al decreto.

El 29 de enero, al día siguiente de la firma del decreto, el Subsecretario de Hacienda, Alejandro Weber, comunicó la aplicación de una prórroga para el inicio de operaciones del casino Viña del Mar, que tenía como plazo fatal para iniciar sus operaciones, el 30 de enero. Esto ocurrió antes de que la Contraloría le diera el visto bueno al decreto presidencial. Es decir, antes de que fuera “legal” y a pesar de que, como se supo poco después, la propia Municipalidad de Viña demandaba que se cobraran las boletas de garantía.

En los días posteriores, hubo otras acciones políticas que ayudaron a Enjoy a seguir respirando. Por ejemplo, el 19 de febrero, la Superintendencia de Casinos autorizó a estas empresas a seguir funcionando en fase 2, en plena crisis sanitaria.

En la Comisión parlamentaria, presidida por el diputado Rodrigo González, tanto el Ministerio de Hacienda (representado entonces por el subsecretario Francisco Moreno) como la superintendenta de Casinos, Vivien Villagrán, quien regula y fiscaliza a estas empresas, argumentaron que su motivación para otras medidas que tomaron y que favorecieron los intereses de Enjoy (la Comisión ya había cerrado su trabajo para la firma del decreto) fue proteger a una industria que genera empleos y recursos cuantiosos para los gobiernos municipales y regionales, de las circunstancias extraordinarias que atravesaron por causa del COVID y de la revuelta social.

Sin embargo, tal como señala el informe de esa instancia fiscalizadora, Enjoy estaba en serios apuros mucho antes de adjudicarse la concesión de esos cuatro casinos (El texto de las conclusiones de dicha comisión, también se adjunta al final de esta nota).

El informe de la Comisión fue aprobado en la sala de la Cámara de Diputados por 111 votos de todas las fuerzas políticas con representación en el Congreso. Los pocos votos en contra fueron pronunciados por Sebastián Torrealba (RN), Pablo Prieto (Independiente), Andrés Molina (Evópoli), Leopoldo Pérez (RN) y Gustavo Sanhueza (UDI). Se abstuvieron: Ramón Barros (UDI), Luciano Cruz-Coke  (Evópoli) y Pablo Lorenzini (Independiente)

La comprensiva Vivien

Vivien Villagrán, Superintendenta de Casinos, es geógrafa de la Universidad Católica, MBA en Dirección Estratégica y magíster en Gestión y Políticas Públicas. Desde el primer gobierno de Michelle Bachelet ha ocupado cargos públicos en servicios tan diversos como el Ministerio de Obras Públicas y el de Educación. Entre 2007 y junio de 2014 (es decir, bajo los gobiernos de Bachelet 1 y Piñera 1) fue Directora Nacional de Planeamiento del Ministerio de Obras Públicas. Luego, fue nombrada, en el segundo gobierno de Bachelet Jefa de División de Planificación y Presupuesto del Ministerio de Educación. Y desde ese cargo, saltó a la superintendencia de Casinos, en enero de 2017, en el último gobierno de Bachelet. Al asumir Piñera, la ratificó en el puesto.

El informe de la Comisión Investigadora del caso Enjoy, aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados este 4 de marzo, la acusa de haber faltado de manera “flagrante” a su rol de fiscalizadora, al menos en las siguientes acciones:

-Omisión de los antecedentes financieros de Enjoy S.A. El profesor de la Universidad de Chile José Olivares explicó a los parlamentarios que, desde el punto de vista técnico y con un análisis de la información pública y disponible a cualquiera, era evidente ya en 2012 que la empresa de los Martínez tenía problemas financieros que, a partir de 2017, se volvieron irreversibles.

“La crítica situación financiera de Enjoy S.A. era previa al 24 de abril de 2020, fecha cuando la empresa informa que debe acogerse a una reorganización judicial debido a que es incapaz de cumplir con los compromisos financieros, justificándola en el estallido social del 18 de octubre y en la pandemia por el covid-19. Sin embargo, los informes financieros muestran un alto endeudamiento, bajos resultados operacionales y altas pérdidas con anterioridad a esas situaciones. Llama la atención que la Superintendencia desconociera esos antecedentes públicos respecto de la crítica situación financiera de Enjoy S.A., tanto para el proceso de otorgamiento de los denominados casinos municipales ocurrida en junio de 2018, así como cuando otorgó su aprobación en febrero 2019 para que Enjoy Gestión Limitada adquiriera el 99% de las acciones de Casino de Juegos del Pacífico S.A. y de Casino Gran Los Ángeles S.A.”

Aceptar oferta inviable: La Comisión reprochó a la fiscalizadora que no considerara la real situación financiera de Enjoy S.A. al evaluar su propuesta económica en 2018. Y que, además, aceptara una oferta económica temeraria e inviable. Para cumplir lo prometido, Enjoy hubiera tenido que funcionar a pérdida durante los 15 años de concesión.

-Evaluación el ingreso de Advent como nuevo accionista de Enjoy: Los parlamentarios se enteraron por boca del profesor Olivares, que el ingreso del inversionista extranjero Advent, que se exhibió como muestra de su solvencia financiera para la licitación de 2018, en realidad correspondía a los llamados capitales “buitres”. Es decir, prestamistas internacionales que le pasan plata a empresas en problemas, con alguna viabilidad, a cambio de una tasa de interés usurera. En el caso de Enjoy, se le otorgó un crédito en dólares, con una tasa del 10 por ciento de interés. Una empresa sana, les dijo el profesor, no se endeuda más allá de una tasa de 1,5%.

Sobre este punto, la Superintendencia se comprometió a entregar a la Comisión los antecedentes de su evaluación de Advent, cosa que nunca hizo. La ley señala que “cualquier modificación en la composición accionaria o en los estatutos de la sociedad operadora sólo podrá efectuarse previa autorización de la Superintendencia”. Entre otras facultades, la Superintendencia podía “solicitar a la sociedad postulante, si lo estima pertinente, justificar el origen de los fondos que destinarán a financiar su propuesta a un permiso de operación”. La autoridad no pudo demostrar que lo haya hecho.

-Cambio de boletas de garantía por pólizas de seguro: El 14 de julio del 2020 el grupo Enjoy S.A. renovó sus boletas en garantía, correspondiente a los casinos ubicados en las ciudades de Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas, que vencían el 31 de ese mes. La superintendencia le permitió a la concesionaria reemplazar algunas boletas de garantía por “pólizas de seguro”. Esta segunda modalidad le permitió a la concesionaria esquivar el requisito de mantener disponible el dinero que había prometido a las municipalidades por tres años y, en cambio, contratar un “seguro” por mucho menos dinero. Para las municipalidades, se trata de una garantía de menor peso, pues para cobrar el seguro, tendrían que litigar con la compañía aseguradora, en cambio una boleta se ejecuta sin trámite.

Préstamos a jugadores en casino Rinconada de Los Andes: El grupo Enjoy fue denunciado en 2015 por hacer préstamos a jugadores, dentro de la sala de apuestas, por la vía de darles dinero en efectivo a cambio de cheques a fecha. Los casinos tienen prohibido prestar dinero a los jugadores, pues eso fomenta la adicción al juego. Además, tienen prohibido realizar en sus dependencias otras actividades que no hayan sido expresamente aprobadas por la Superintendencia. La respuesta de Villagrán sobre este punto fue que los préstamos no los hacía la sociedad “operadora” del casino -el RUT al que se le adjudicó la concesión- sino que la sociedad “controladora” y que ella no tenía facultad para investigar “aguas arriba”.

Según la Comisión, la propia superintendencia entregó antecedentes que revelaron que en la fiscalización de la denuncia se detectó que realizaba Enjoy Gestión Limitada daba a sus clientes preferenciales “vouchers”, que podían cambiar por fichas en la sala de juego, a cambio de cheques a fecha. “¿Bajo qué figura se realiza esa actividad en el establecimiento del casino de juego de Rinconada de Los Andes?”, se pregunta la Comisión.

“No cabe duda que existe una omisión evidente en el cumplimiento del rol fiscalizador que tiene la Superintendencia con las sociedades operadoras de casinos de juego, específicamente, en cumplir cabalmente con las obligaciones que les impone la Ley N°19.995 en materia de fiscalización y sanciones respecto de conductas que están prohibidas en el cuerpo legal, como lo sería el funcionamiento de servicios anexos no autorizados o no permitidos en el ordenamiento jurídico vigente”

En este caso, la Superintendencia no solo no ejerció su rol fiscalizador, sino que tampoco dio a conocer este hecho relevante al Consejo que le adjudicó las concesiones en 2018.

-Operación de juego online: En plena pandemia, Enjoy instaló un sistema de juegos online, en el que se permitía a los participantes comprar coins virtuales para extender el tiempo de juego y, si bien no se les permitía apostar, sí les dejaba “participar de una gran variedad de promociones, disfrutar de numerosos premios y beneficios exclusivos para socios del programa Enjoy Club”, según la oferta literal que aparecía en su página web.

El problema es que la ley de casinos prohíbe expresamente a estas empresas explotar juegos online. Y así se lo informó la propia Superintendencia a Enjoy, en julio de 2020. Sin embargo, poco después consideró subsanado el problema, porque Enjoy eliminó la venta de coins.

La Comisión parlamentaria reprendió a la superintendenta por no haber sancionado esta transgresión de una prohibición expresa, especialmente porque “explotar juegos no autorizados o prohibidos” es “una causal para que el permiso de operación sea revocado”.

Más aún, la Comisión acusa a la superintendenta de haber omitido las graves transgresiones de Enjoy al autorizarle, a finales de julio del año pasado, que comprara los casinos de San Antonio y de Los Ángeles.

“La Superintendencia, previa investigación de las fuentes de financiamiento y análisis de la cadena de propiedad, otorgó su aprobación en febrero 2019 para que Enjoy Gestión Limitada adquiera el 99% de las acciones de Casino de Juegos del Pacífico S.A. (San Antonio) y de Casino Gran Los Ángeles S.A. (Los Ángeles). Es decir, autorizó que una sociedad que otorga créditos a jugadores, con el consecuente impacto negativo sobre ellos, adquiriera la propiedad de sociedades operadoras de casinos de juego, para poder seguir extendiendo su práctica”, dice el informe.

En este caso, la autoridad no podía alegar que Enjoy Gestión estaba fuera de su alcance fiscalizador, pues la compra no la hizo con un RUT distinto, sino que usando la misma identidad jurídica con la que otorgaba los créditos prohibidos.

Como si no hubiera sido lo suficientemente comprensiva, en agosto de 2020 la Superintendencia emitió la Resolución Exenta N° 500 que prorrogó, por primera vez, los plazos para la ejecución de las obras comprometidas en el proyecto adjudicado en el año 2018. El argumento fue la pandemia y las cuarentenas. Con esto Enjoy ganó tiempo para el proceso de reestructuración que ya había iniciado en abril de ese año, porque no era capaz siquiera de pagar los intereses de sus deudas.

Esta semana, la asociación de operadores de casinos en Chile (que agrupa a todas las concesionarias, con excepción de Enjoy S.A.) pidió al gobierno que reemplace a Vivien Villagrán en el puesto de superintendenta de Casinos por las acciones que ha tomado exclusivamente en beneficio de Enjoy.

¿Lo hará el Presidente que firmó el decreto 77 y que tiene parte de su fortuna y la de su familia comprometida en la operación de salvataje de la Concesionaria?

Aquí el Decreto 77.

Aquí las Conclusiones de la Comisión Investigadora.

Los vínculos de Sebastián Piñera con los casinos Enjoy

Lapidario informe de Comisión investigadora en el Congreso concluye que la Superintendencia de Casinos, en vez de resguardar el interés público en la fiscalización de casinos Enjoy, adoptó numerosas medidas para favorecerlo y evitar que se ejecuten las boletas que garantizaron sus promesas incumplidas. El informe está ahora en manos de Contraloría. Pero una pregunta quedó flotando durante las indagatorias: ¿El Presidente Sebastián Piñera tiene intereses comprometidos en la delicada situación por la que atraviesa la familia Martínez, propietaria de los casinos Enjoy? La respuesta es sí. Aquí los antecedentes

Por Alejandra Matus

Una línea directa entre los intereses económicos del Presidente Sebastián Piñera y Enjoy S.A. se manifiesta a través de BTG Pactual, entidad que administra 2 millones de dólares de su fideicomiso ciego. En tanto, los hijos del Presidente le encargaron a la misma empresa administrar 247 millones de dólares de su patrimonio en Inversiones Santa Cecilia, el holding familiar.

Ahora, ponga atención:

La Superintendenta de Casinos de Juego informó a la Comisión Investigadora el pasado 10 de julio de 2020, que BTG Pactual es uno de los bancos que respalda las boletas de garantía de Enjoy S.A. en los cuatro proyectos adjudicados en el año 2018 (Viña del Mar, Coquimbo, Puerto Varas y Pucón).

Los montos comprometidos son cuantiosos, tal como evidencia el siguiente cuadro:

Información obtenida del banner de la Comisión Investigadora

Para entender el problema, hay que rebobinar la película. Casinos Enjoy participó en una licitación para administrar esos cuatro casinos en 2018. Para ganar a su competencia, hizo promesas que observadores razonables consideraron un bluff, porque eran imposibles de cumplir. Parte importante de esas promesas son los recursos que se les otorgan a los Municipios que permiten la existencia e instalación de los casinos en sus comunas. La Superintendencia de Casinos, tal vez en un arrebato de optimismo, no estimó necesario analizar la racionalidad económica de esas propuestas y le adjudicó los cuatro casinos a la familia Martínez (los administradores clásicos del casino de Viña del Mar).

A poco andar, los números no dieron y lo que debía suceder, sin mayor dilación, era que la Superintendencia ejecutara las boletas de garantía que tenía como respaldo y volver a licitar los casinos. Pero entonces, sobrevino la pandemia. Y la familia Martínez argumentó que por causa de la crisis sanitaria no había podido cumplir sus compromisos y empezó a pedir prórroga de la ejecución de dichas boletas. Puesto que el organismo fiscalizador se las ha concedido una y otra vez, se creó la Comisión Investigadora en la Cámara de Diputados, en la que se concluye que la Superintendencia actuó trasgrediendo la ley al otorgarle estos beneficios a la empresa. (Tema que trataré en forma separada)

Pero volviendo a los intereses del Presidente y de su familia en este problema, si finalmente se ejecutan las boletas de garantía, BTG Pactual tendría que responder por más de 91 millones de dólares, con lo que inevitablemente afectaría los intereses de sus clientes, Sebastián Piñera, con su fideicomiso, y sus hijos, por las inversiones Santa Cecilia.

Eso no es todo.

BTG Pactual no tiene boletas de garantía comprometidas en Enjoy S.A.. Según se desprende de los Estados Financieros Consolidados Intermedios (correspondiente a los periodos terminados al 30 de septiembre de 2020 y 2019; y al ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2019), BTG Pactual es uno de los 12 principales accionistas de Enjoy S.A., con una participación cercana al 7 por ciento

Es decir, BTG Pactual no solo ha garantizado las boletas de Enjoy, también es en parte dueño de la empresa de casinos.

Como aparece en registros públicos, la superintendenta de Casinos Vivien Villagrán sostuvo reuniones por Ley de Lobby con BTG Pactual, el 28 de abril y el 11 de junio de 2020, para tratar el tema “boletas en garantía” y la “reorganización judicial” de Enjoy S.A.,  que fue anunciada el 24 de abril de ese año.

Hay más

Otra parte del Fideicomiso ciego de Piñera está en manos de Moneda Asset Management. A esta compañía, Sebastián Piñera le dio la responsabilidad de administrar 227 millones de dólares de su patrimonio.

En el marco del proceso de reorganización judicial que anunció Enjoy S.A., se hizo público que Moneda Asset controla alrededor del 50% de la deuda garantizada de Enjoy S.A. en dólares. (Otra parte de la deuda está garantiza en vales vista, un 40 por ciento de los cuales quedó en manos de Penta Vida -¿se acuerdan de Carlos Délano?- y Euroamérica).

Otro dato público es que Enjoy está tratando de fusionarse con Dreams. Si la operación funciona, se salva Martínez y las inversiones de Moneda Asset y sus clientes. Si fracasa, quienes han garantizado la deuda de la empresa de casinos tendrían que cobrar sus documentos, probablemente con los bienes de los casinos de Enjoy, pero asumiendo una enorme pérdida potencial.

Entonces, en pocas palabras, la conducta de la Superintendenta Vivien Villagrán (reprochada en la Comisión Investigadora) en beneficio del salvataje de Enjoy beneficia directamente a las empresas que administran el fideicomiso del Presidente Piñera, cuyos intereses se verían dañados si Enjoy S.A. se hunde.

Medios populares denuncian amenazas y hostigamiento por parte de provocadores

Cuatro Medios Populares emitieron una declaración denunciando a grupos de “provocadores” que han amenazado a sus comunicadores con arma blanca e iniciado en su contra campañas de desprestigio y que incluso el viernes pasado llegaron al extremo de golpear y rociar con bencina a una pareja de manifestantes regulares en Plaza Dignidad.

La carta -a la que adhieren más de 60 organizaciones sociales, de medios populares, defensa de Derechos Humanos, y personas que han apoyado las demandas de la Revuelta del 18 de Octubre- afirma que sospecha de una operación de aparatos de inteligencia que buscaría “dividir al movimiento, sembrar la desconfianza, invisibilizar la protesta sacando a los medios de comunicación popular de las calles, bajar la moral de las y los manifestantes e impedir que haya registros de la brutalidad policial”.

Aquí el texto completo de la declaración

Declaración de Medios Populares en Resistencia MPR, ante agresiones y hostilidades

El día viernes 19 de febrero varios Medios de Comunicación Popular y manifestantes vivimos la agresión cobarde de un grupo de provocadores que nos atacaron con cuchillos y otros medios. Estos sujetos se desplazaban a sus anchas por distintos puntos, amenazando a la prensa popular, a las y los reporteros gráficos populares y a personas que se encontraban solas, dejando “curiosamente” que reporteros gráficos de medios al servicio del poder se mantuvieran sin ser molestados. Llegando a la escalofriante brutalidad de golpear y rociar con bencina a una pareja de regulares asistentes a la Plaza de la Dignidad. Hecho que nos recuerda el caso del fotógrafo Rodrigo Rojas De Negri, quien caminaba junto a un grupo de jóvenes en la comuna de Estación Central, cuando fueron interceptados por una patrulla militar, que los persiguió y capturó. Rodrigo y Carmen Gloria Quintana fueron golpeados y posteriormente rociados con combustible y quemados vivos, el 2 de Julio de 1986.

Creemos que este proceder es parte de una estrategia de los servicios de inteligencia, que se origina unas semanas antes con acusaciones en redes sociales de ciertos grupúsculos que acusan a los Medios de Comunicación Populares de ser delatores de manifestantes. Al Respecto queremos destacar y aclarar dos puntos:

1.- NO se ha presentado, como medio probatorio, las imágenes de ningún medio popular en juicios de las y los jóvenes aún secuestrados en prisiones del Estado. Demás está decir que las policías cuentan con el acceso directo a las cámaras de vigilancia de todo tipo, de drones especializados, de cámaras que portan sus agentes y por cierto de los agentes infiltrados. Curioso es que no haya campaña alguna en contra de destrucción o confiscación popular de esos recursos y sí contra medios de comunicación popular.

2.- Fuimos los mismos Medios de Comunicación Popular que, desde antes del 18 de Octubre de 2019, hicimos visible en Chile y el mundo lo que estaba sucediendo. Los mismos Medios que hemos facilitado imágenes a los abogados defensores de mutiladxs y prisionerxs y los luchadorxs en general. Hemos sido quienes hemos dado amplia difusión y cobertura a las campañas levantadas por la Liberación de lxs Prisionerxs Políticxs; los mismos Medios que hemos aportados con imágenes de denuncia y medios probatorios contra las fuerzas represivas del Estado.

Estas acusaciones partieron desde perfiles y cuentas falsas, que luego fueron bajadas, y utilizaron la dinámica de las redes sociales para desperdigar y masificar las acusaciones, sabiendo que una vez que una acusación o funa es diseminada, luego es imposible detenerla o seguirle el rastro. Basta que una sola acusación o noticia falsa sea compartida o replicada por algunas personas para que las redes se hagan eco de ellas.

El objetivo del enemigo es claro; dividir al movimiento, sembrar la desconfianza, invisibilizar la protesta sacando a los medios de comunicación popular de las calles, bajar la moral de las y los manifestantes e impedir que haya registros de la brutalidad policial.

Para ello se valen de todos los recursos a su disposición, como los Manuales emanados desde la Escuela de las Américas (hoy Instituto del Hemisferio para la Cooperación en Seguridad, WHINSEC, dirigido por Washington ) que son múltiples y siempre actualizados y que forman parte de la lucha Contrainsurgente en Guerra de Baja Intensidad o Guerra de Cuarta Generación. Como estrategia enfatizan el empleo simultáneo de medios convencionales e irregulares, descentralizando su ejecución, enmascarando objetivos que buscan la derrota psicológica del enemigo, y para ello ocupan al máximo la tecnología, (como las redes sociales) desde donde aplican parte de éstas tácticas, que van desde los incautos que replican falsas informaciones hasta, por cierto, agentes encubiertos a su servicio.

La respuesta solo puede ser una: la Responsabilidad de las Organizaciones Populares. Que denuncien, aíslen, neutralicen y combatan con fuerza a éstas y éstos provocadores en todos los espacios donde los encontremos y a mantener la vigilancia consciente para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

Solo una respuesta contundente de nuestro pueblo y sus organizaciones desmantelará esta campaña, la cual forma parte de la estrategia que requiere del monopolio de la fuerza y el monopolio de la información, para desmovilizar las demandas sociales.

A las y los provocadores ni un milímetro de espacio en nuestros territorios les debe ser cedido.

Al fascismo no se le discute, se le combate.

PD: Agradecemos infinitamente a las personas consecuentes de siempre, a las organizaciones de derechos humanos, a las brigadas de salud y a todes aquelles que nos brindaron apoyo y protección ante el ataque cobarde e irracional. A aquellos que respondieron valientemente a las amenazas pusilánimes de «quemarnos vivos».

Firman

  • Opal Prensa
  • Muros y Resistencia
  • Radio Primero de Mayo – De Frente y Sin Rodeos
  • Radio Plaza de la Dignidad

Adhieren:

  • Organización de Familiares y Amigxs de Presxs Políticxs – OFAPP
  • Grupo de Apoyo a Lxs Presxs Políticxs – GAPP
  • Coordinadora Anticarcelaria Pampa Libre, Antofagasta
  • Coordinadora Nacional de Presos Políticos
  • Coordinadora San Antonio PP
  • Movimiento por Los Presos Políticos de Ayer y de Hoy
  • Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos
  • Observadores de DDHH-San Antonio
  • Asociación de Derechos Humanos – Parral
  • Agrupación de Víctimas de Violencia Policial
  • ONG Hijas e Hijos del Exilio Chile
  • Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas
  • Comunidad Ecuménica Martin Luther King
  • SUTRA-Chile Observadores de Derechos Humanos
  • Radio Primero de Mayo
  • Señal 3 de La Victoria
  • Diario Venceremos
  • Radio Tamara Frecuencia Liberada
  • Tamara TV
  • Radio 7 de Puente Alto
  • Convergencia Medios Libres
  • Colectivo de Fotógrafos Independientes – Identidades Gráficas
  • Rodrigo Segovia – Fotógrafo Independiente
  • Tebni Enrique Pino Saavedra – Periodista
  • Paola Dragnic – Periodista
  • Revista El Topo
  • Revista TejeR
  • La Ambulancia Popular
  • Brigada Rescate-B
  • Brigada de Rescate Cordillera – Puente Alto
  • Rescatistas Voluntarixs
  • Brigada Newen
  • Brigada Cristina Fuentes
  • Brigada de Médicas Feministas Punto Morado
  • Movimiento Salud en Resistencia (MSR)
  • Brigada Resistencia
  • Brigada Wallmapu
  • Brigada de Salud TEA
  • Antifascistas de la Garra Blanca
  • Asamblea Barrio Brasil
  • Ollita Solidaria Kaleidoscopio de Conchalí
  • Organización Territorial de Pudahuel Sur – Pudahuel Resiste
  • PAC GOL (Futbol Popular)
  • ANIMAL GUAU Conchalí
  • Madres por la Educación Sin Violencia – MESR
  • Red Contra la Represión a Estudiantes
  • Centro de Padres, Madres y Apoderados (CEPA) – Javierinas Dignas
  • Movimiento Pedagógico y Gremial Manuel Guerrero Ceballos
  • Comisión de Educación de Providencia Participa
  • Movimiento Nacional por la Infancia
  • ONG Emprender con Alas
  • Movimiento Estratégico Ciudadano, MEC-R San Joaquín
  • Hijas de la Rebeldía
  • Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores
  • Unión Clasista de Trabajadoras y Trabajadores
  • Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez
  • Comisión FUNA
  • Roberto Márquez, fundador de Illapu
  • Conjunto Musical Illapu
  • Espacio Social La Torre 321
  • Concejalías Populares PAC
  • Roberto D’Orival Briceño – Activista de Derechos Humanos
  • Cecilia Heyder – Observadora de DDHH
  • María Rivera – ABOGADA

El interrogatorio del Tío Mamo: Carlos Larraín

Hace ya dos fines de semana que Carlos Larraín, el carismático ex presidente de RN —devenido en un sencillo campesino— fue víctima de una encerrona comunicacional perpetrada en ese antro de bolcheviques que recibe el mote de “Pauta Libre”.

No fue fácil que el señor Larraín aceptara una nueva entrevista, pero mis habilidades de persuasión son difíciles de contrarrestar. Lamentablemente la señal de internet no nos acompañó en esta conversación, por lo que sólo pude capturar pantallazos que funcionan como elocuentes respuestas frente a mis asertivas preguntas.

Carlos, primero que todo, muchas gracias por aceptar este interrogatorio, le aseguro que en este espacio nadie le hará preguntas incómodas. Siéntase menos impugnado que en una entrevista con Iván Valenzuela, y si no se siente cómodo apriete el botón que dice “Borrar configuración del ordenador” y quedamos tan amigos como siempre.

R:


¿Es cierto que desde hace años dejó de beber porque el Martini le empezó a dar demasiados dolores de cabeza?

R:


Señor Larraín, se dice que usted es un poder fáctico al interior de RN ¿Niega tales acusaciones? ¿Cuál es su verdadero rol dentro de la colectividad?

R:


Dicen que a usted siempre le ha gustado llevar la contra ¿Qué responde frente a eso?

R:


¿Qué tan verdad es eso que de adolescente fue usted un colérico?

R:


Se pregunta la gente en twitter —esa red social capturada por el neomarxismo durante el horario laboral— que usted tuvo la fortuna de casarse con su señora, doña Victoria Hurtado Vicuña ¿A cuanto asciende el monto?

R:


¿Qué tan cierto es que su sueño frustrado era haber sido entrevistado por el recientemente fallecido Larry King?

R:


¿Cómo describiría su relación con Desbordes a lo largo de los años?

R:


¿Ha pensado alguna vez usar cremita de lechuga? ¿La conoce siquiera?

R:


Después de la funesta entrevista del domingo pasado ¿Ha sentido el afecto y la calidez de la gente de su partido?

R:


Para finalizar Don Carlos, quisiera saber su opinión respecto de algunos “rostros” televisivos:

Matías Del Río:

Jose Antonio Neme:

Alejandra Matus:

La Negra: “Antes muerta que sencilla”

Por Marcelo Padilla Villarroel.

Es miércoles 20 de mayo de 2020. A las 12.20 suena mi celular. La voz de la doctora es plana, dura: “Marcelo… su mamá murió hace veinte minutos… Usted y sus hermanos tienen una hora 40 para llegar, porque después la tenemos que bajar”.

Corto rápido. Respiro, me atoro, siento pena inmediata… Trato de reflexionar, mientras una lágrima, quizás tan perseverante como mi madre, pugna por salir y se impone. Llamo a cada uno de mis cuatro hermanos y les pido disculpas por avisarles así. A los dos que pueden hacerlo, les digo: “¡Corran!”. Le pido a una sobrina tramitar urgente mi permiso sanitario para salir. Mi teléfono suena infinitas veces. Algunas contesto, otras no.

Los cubrezapatos, la mascarilla, el protector facial, el alcohol gel en las manos, los guantes… y el auto sin batería. Más lágrimas, esta vez de frustración. De rabia. Llamo a un radiotaxi y parto. Me queda una hora y poco más para alcanzar al menos a ver a mi madre, como no pude hacerlo en los últimos diez días, desde que la internamos de urgencia en la Clínica Indisa, el domingo 10 de mayo.

Cinco días antes, Eliana Villarroel Jodar cumplía 86 años y sus cinco hijos y varios de sus 15 nietos y diez bisnietos le enviamos saludos virtuales para celebrarla. Vivía sola, era completamente autónoma y se mantenía en cuarentena estricta desde principios de marzo. Un hermano y yo éramos su logística para las compras de supermercado, farmacia o lo que fuera necesario. La celebración presencial tendría que esperar mejores tiempos. Ese mismo día, más temprano, una de mis hermanas la llevó a la clínica para un control broncopulmonar. La bronquitis que la afectaba desde hacía quince días -como cada año, en estas fechas- no cedía ante los antibióticos.

La especialista ordenó radiografías y descartó contagio por Covid-19. “Sus pulmones están limpios”, dijo. Diagnosticó una obstrucción bronquial y recetó corticoides. Aunque eso nos tranquilizó, mi madre al salir pidió una silla de ruedas. Le costaba respirar y se cansaba demasiado rápido al caminar.

Desde ese martes hasta el sábado 9 estuvo en cama, tomando sus remedios y comiendo cada vez menos. Ese día, cuando llegué a prepararle almuerzo, me contó que se cansaba hasta por ir al baño. No comió casi nada mientras conversábamos. Pura sopita. Su temperatura era de 36,4°. Normal. Cuando me fui, acordamos con mi hermana contratar un kinesiólogo, que llegó a mediodía del domingo 10. Luego de evaluarla, dijo que mi madre requería apoyo de oxígeno, porque estaba saturando 80, un nivel peligroso. A la hora llegó el tubo, que logré contratar por internet. Al rato medí su saturación y había bajado a 75. Llamé a la asistencia médica móvil. Llegaron en menos de cinco minutos, la estabilizaron y advirtieron, lapidarios: “Hay que internarla ahora, su estado es muy delicado”.

Una hora después la misma hermana y yo ya estábamos en la Urgencia de la clínica, esperando que nos dijeran algo sobre su estado. Cerca de las nueve de la noche nos avisaron que ingresaría a la Unidad de Tratamiento Intermedio (UTI), en el quinto piso, porque tal como nos advirtió meses antes, no quería ser intubada y así lo advirtió ella misma al equipo clínico. Alcanzamos a verla en su camilla camino a la UTI. Nos vio.

Al explicarnos lo que ocurría, el médico advirtió: “Ella debería quedar en la UCI, pero eso implicaría intubarla y no saldría de eso”. Agregó que ya le habían hecho el test PCR y que en pocos días sabríamos el resultado. Nos fuimos creyendo que era la mejor opción y confiando en la fortaleza de esa mujer, que a los 86 tenía más actividad y vida social que yo mismo, su hijo menor. Agradecimos también tener la posibilidad de internarla allí. Las lucas no sobraban, pero nos las arreglaríamos.

UNA MUJER FUERTE
Eliana Villarroel Jodar nació en Santiago el 5 de mayo de 1934, la tercera de cuatro hermanos, todos hijos del matrimonio entre Guillermo Villarroel Cristi, un empleado de Ferrocarriles, y Josefina Jodar López, quien antes de casarse era enfermera, aunque debió relegar su vocación por “respeto” al marido, como era la (pésima) costumbre en aquellos años.

Eliana era La Negra’, la más morena entre sus hermanos, criada con todas las mordazas que el dominio de mi abuelo imponía. Para volver del colegio había solo 15 minutos. Por cada minuto de atraso, les daba un varillazo en las piernas.

Más o menos en 1954 mi madre conoció a mi padre en la familia. Eran primos en segundo grado. Sus madres (mis abuelas) eran primas. Sus abuelas, hermanas entre sí y su bisabuela en común, nuestra única tatarabuela. Pololearon por carta unos meses y se casaron el 26 de febrero de 1955, momento en que mi madre abandonó segundo año de arquitectura.

El matrimonio viajó al sur y se instaló en Pilpilco, un pequeño pueblo minero del carbón, situado por entonces entre Curanilahue y Cañete, al sur del Biobío. Mi padre, nacido en Traiguén, era profesor normalista y ganó un cupo en la escuela del pueblo. Luego llegaron los hijos: el primero en 1956, la segunda al año siguiente, el tercero en 1959 y la cuarta en 1962. Cuenta la leyenda familiar que Eliana encontró trabajo en las oficinas de la mina y tras recibir su primero sueldo, lo entregó íntegro a mi padre. Afortunadamente, una amiga le advirtió que no debía hacerlo, porque ese dinero era un seguro para la familia. Ella nunca más olvidó esa lección y a partir de ahí, progresivamente mi padre fue perdiendo control sobre ella.

Embarazada de su primer hijo, mi madre llegó a matricularse a la Escuela Normal de Angol, para formarse primero como educadora de párvulos y luego como profesora de Estado, igual que mi padre. Debió batallar para lograrlo. De hecho, fue la primera mujer casada admitida allí como alumna.

Con los años la mina languideció y la familia decidió venirse hacia el norte: primero a Machalí, en 1965, y luego a Santiago, en 1967. Eran otros tiempos y mis padres, dos profesores normalistas, lograron comprar una casa grande en San Miguel. Mi madre pronto entró a estudiar a la Universidad Técnica del Estado (UTE), desde donde egresó en 1969 como profesora universitaria de matemáticas, física y estadísticas. Ya me llevaba en su vientre, de modo que logró terminar su carrera con cuatro hijos en casa y un quinto en camino, viajando diariamente en tren entre Rancagua y Santiago.

Así era mi madre. Autónoma, fuerte y, con los años, mucho más flexible. Avanzaba sin prisa, pero sin pausa. Antes de partir, todos sabíamos que quería ser incinerada y que no aceptaría ser intubada. El periodista y recordado profesor Abraham Santibáñez había pedido públicamente, poco antes, no ser prioridad en caso de que el personal de salud tuviera que elegir entre salvarlo a él o a alguien más joven. Ella me llamó de inmediato: “Yo quiero lo mismo que tu profesor, estoy de acuerdo con él”, me dijo.

Quizás por ese mismo carácter, fue capaz de separarse de mi padre a los 60 años, meses después de que yo me titulé y me fui de la casa ¿Otro ejemplo? En los siguientes 25 año logró comprar y pagar íntegramente dos departamentos: uno en el que vivía y otro que arrendaba, y que le permitía un “privilegio” escaso para su generación: seguir ayudando a sus cinco hijos.

Todo eso me tranquilizó. Igual que saber que al menos en los últimos 15 años de su vida lo pasó muy bien, rodeada de amigas y amigos muy bellos, sobre todo sus colegas normalistas, haciendo cursos de fotografía, de guitarra y de portugués (amaba esa lengua), disfrutando a sus nietos y bisnietos, vacacionando con sus hijos, en una relación ya mucho menos rígida de la que asumía en su rol de madre.

EL VACÍO

Esa tarde la despedimos los tres hermanos que logramos llegar a la clínica. Ella dormía. Lo peor era no haber podido acompañarla ni asistir en su partida… Las medidas de seguridad sanitaria eran extremas en la UTI. El movimiento era intenso y el personal médico corría de un lado a otro. El siguiente impacto vino al salir: “El funeral debe ser mañana, por las restricciones en casos de muerte por Covid, sólo pueden participar 10 familiares”, nos dijo alguien. No lo dimensioné, ya ensimismado en una burbuja de vacío emocional.

Todo lo ocurrido al día siguiente lo recuerdo en una nebulosa cámara lenta, digna del más oscuro cine de Fellini: sólo pidieron asistir una hermana y un hermano suyos (mucho riesgo para el mayor), sus tres hijos y una de sus hijas, dos nietas y un nieto. Diez. Todos ataviados con “escafandras” (esos trajes de seguridad, con gorro), guantes, protectores faciales, cubrezapatos, mascarillas.

La capilla del cinerario casi vacía… el diácono y su mirada de hielo… sus palabras (también vacías) retumbando allá, a lo lejos. El féretro sólo con una gran foto de La Negra sonriendo, feliz, en su último verano. Nadie pudo conseguir flores… La cámara fija, la transmisión por streaming… el dolor mudo en clave online. Un momento frío, inhumano, irreal y profundamente intenso al mismo tiempo. Al salir de ahí y sin necesidad de hablar, todos nos abrazamos con fuerza, apretando las escafandras.

Pero faltaba develar otros misterios ¿Cómo se contagió, si nunca salió de su departamento? ¿Por qué ni mis hermanos ni yo estábamos contagiado, pese al estrecho contacto que teníamos con ella, previo a internarla?

La primera pista vino de una de mis hermanas: “Me dijo que no aguantaba más el encierro, sobre todo por no poder cortarse ni teñirse el pelo, y que pediría hora para hacerlo”, contó. La confirmación vino de la otra hermana, al revisar los mensajes de WhatsApp de mi madre. El lunes 4 de mayo por la tarde, la peluquera estuvo en su departamento e hizo su trabajo. Claro, al día siguiente, mi madre estaba de cumpleaños. Y entonces recordé que siempre me decía, marcando aifrmando su carácter y autonomía para tomar sus decisiones hasta el final: “Ya sabes como soy: antes muerta que sencilla”.

Despedida a dos voces

Por Cristina Castro Poblete (1)

Manuel Jesús Manríquez Solorzano (5 de noviembre de 1961-18 de junio de 2020) eras conocido por todos tus cercanos como gordo… mi gordo. Te conocí en 2010 y luego de dos años de linda amistad comenzamos nuestra relación. Había varios que se oponían. Sin embargo, lo que sentíamos nos llevó a escribir una linda historia juntos, llena de amor, risas, juegos y muchos momentos felices.

Siempre fuiste un hombre sencillo y honesto, muy trabajador y sacrificado, optimista y positivo. Desbordabas alegría, en cualquier lugar y circunstancia. Tenías la capacidad de dibujar una sonrisa en el rostro de quien fuera que tuvieras enfrente.

En lo personal, tengo mucho que agradecerte. Mi vida y la de mis hijos cambió diametralmente al tenerte con nosotros. Llenaste mis días de alegría, me enseñaste a no desgastarme por cosas sin importancia, a disfrutar cada momento y a encontrar la felicidad en lo sencillo de la vida. Contigo supe lo que era tener un compañero siempre presente y dispuesto para ayudar en lo que pudiera, o simplemente apoyar con un abrazo.

Como todos, también pasamos por altos y bajos, hubo momentos difíciles y nuestra relación no estuvo exenta de discusiones y desacuerdos. Tuvimos la capacidad de buscar soluciones juntos y seguir adelante. Sin embargo, llegó el día en el que el diálogo ya no fue posible. Se nos agotaron las posibilidades de la conversación.

Ante el miedo de faltarnos el respeto y abrir heridas profundas en el otro, con mucha pena, pero con seguridad, decidimos separarnos y buscar las ayudas necesarias. Prometimos seguir apoyándonos en lo que fuese necesario, mantuvimos una comunicación y contacto frecuente. Nunca nos desentendimos el uno del otro.

Recuerdo bien el último día que nos vimos. Me despertaste con una torta y un rico desayuno, por el Día de la Madre. Después no hubo más visitas. Con la pandemia al acecho y tú, tan expuesto al contagio en La Vega, lo mejor era mantener la distancia.

Distancia que fue sólo física, pues mantuvimos contacto telefónico. Cuando te sentiste enfermo, me pediste ayuda. Te asistí y te apoyé en todo lo que pude. A pesar de que empeoraste muy rápido y de que el pronóstico era desalentador, fue un tiempo lindo para nosotros. Nos sentíamos más cerca que nunca. Disfrutamos de largas conversas telefónicas, nos dimos cuenta de que aún nos amábamos con fuerza. La última, fue muy profunda y sin saberlo fue nuestra despedida.

Pasaste diez días en coma en los que había pena, dolor, pero mi deseo de evitarte cualquier sufrimiento era más fuerte. Deseaba que si, por voluntad de Dios, tenías que partir, lo hicieras en paz y sin dolor. Y así fue. Nos dejaste hace un poco más de siete meses y aunque extraño mucho tus abrazos, tus risas y tu presencia física, sé que desde donde estás acompañas mi camino.

Me quedo con todos los lindos recuerdos del tiempo que compartimos juntos en esta vida y te agradezco que, a pesar de nuestra separación, pudimos amarnos y respetarnos, tal como nos prometimos en el día de nuestro matrimonio. Hasta que la muerte te llevó de este mundo.

Ahora descansas en la paz del Señor. Me despido con un tremendo abrazo al cielo y con la esperanza de un reencuentro en la vida eterna.

Con amor, Cristina.

Por Carmen Luz Güemes Álvarez (2)

A continuación, algunas palabras de alguien que te quiso mucho y te recuerda siempre con mucho cariño:

Este proyecto colectivo para despedir o compartir nuestra historia junto a tantxs que no tuvimos la oportunidad de estar cerca de ti en tu despedida, querido Gordo, es el mejor regalo que se me da.

Hacerlo público aquí, además, me sitúa en la comunidad parroquial, junto a tu familia, tus amigxs y todxs los que te conocimos, quisimos y compartimos contigo a lo largo de tu vida y que, gracias a este obituario, podrán conocerte un poco.

Fue inesperado, muy rápido e impredecible. Nunca se me va a olvidar ese 13 de marzo, cuando llegué a la parroquia y al saludarlos a todxs, les explicaba que lo haría de lejos, por respeto a las medidas sanitarias, y tú me dijiste: “No estoy ni ahí con el COVID ¡Ven para acá!” y sin darme opción, me abrazaste con ese abrazo apapachador y cariñoso que te caracterizaba ¡Fue nuestro último abrazo!

Cuando recuerdo ese momento, te veo sonriendo, contento de verme y me encuentro contigo en esa sonrisa y en ese abrazo del oso, que siempre será nuestro abrazo.

Nos encontramos por el camino de la vida, en tu último tiempo entre nosotros, aunque nunca pensamos que sería así. Pudimos compartir el sueño de llegar a Roma junto a los peregrinos; tuvimos el regalo de conocernos, de compartir el día a día, de reírnos fuerte, de compartir en familia con quienes tanto querías; disfrutar la rica mesa, el tiempo de verano en Las Cruces y tanto más que la vida nos regaló.

Las veces que te llamé para pedirte ayuda con algunas compras para el comedor en Lo Valledor, generoso, siempre dijiste sí. No olvidaré la alegría que significó para mí que me pidieras ser parte de tu proceso de formación para recibir el sacramento de la Confirmación y que me escogieras como madrina.

Te arrancaron de nuestras vidas sin permiso, pero a la vez, tuve el regalo inmenso de acompañarte con mi oración a la distancia, en el momento más importante y doloroso a la vez, cuando comenzó tu proceso de reanimación. Tan lejos y tan cerca a la vez, de ti y la Cristi, pero unidos como nunca. Estabas muy debilitado y no lo lograste. A las 11:30 am de ese 18 de junio de 2020, te tocó a ti, querido Gordo, recibir el abrazo más grande y apapachador de todos, descansaste en los brazos del Señor.

Agradezco al Señor de la vida que nos hayamos cruzado en el camino, Gordo. Lo hiciste más alegre, entretenido y te quedaste conmigo para siempre.

¡Conocerte fue un regalo y ser tu amiga, un honor!

Solo quedo yo

Por Berta Oriana Estay

Nosotros éramos cuatro hermanos: Julia, Francia, Gastón y yo. Mi hermana mayor fue la primera en partir, en 1999. No alcanzó a los 70 años. Luego, el 8 de enero de 2019, falleció de cáncer al páncreas mi hermana menor, Francia, a los 79 años.

Y mi único hermano hombre, Gastón, murió víctima del Covid el 4 de mayo de 2020, a los 85 años. Fue víctima de la pandemia como muchos compatriotas.

Mi familia y yo aún sufrimos por su partida. Él era un hombre bueno, que siempre dio mucho amor a sus seres queridos. Me consuela pensar que estará, por sus méritos, en un buen lugar cerca de Dios.

Solo quedo yo, que me iré cuando Dios quiera.